Inmobiliarias comandarán aperturas a bolsa en 2019

Conozca al Defensor del Asegurado
January 15, 2019
Proyecto de Central Hidroeléctrica de Pasada “Los Pinos” se canceló
January 15, 2019

Inmobiliarias comandarán aperturas a bolsa en 2019

Después de Manquehue, se especula con la filial de malls de Cencosud e incluso con Vivo Corp, del grupo Saieh. Pero podría haber sorpresas.

El 25 de enero se abrirá a bolsa Inmobiliaria Manquehue, la primera sociedad anónima que entra este año a cotizar sus acciones en el mercado bursátil.

Aunque los últimos años no se han caracterizado por exhibir muchas aperturas bursátiles, la empresa controlada por la familia Rabat no debiera ser la única. Pero tampoco hay que lanzar bengalas: Una más podría venir con mayor certeza, dos serían una sorpresa.

Es que el escenario no se ve tan adecuado. Un ambiente favorable para una Oferta Pública Inicial de Acciones (OPI) requiere tres factores principales: bolsa rentable, economía dinámica y buena situación de la empresa que se coloca.

El 2018 partió con altas expectativas de crecimiento económico y un índice principal de la bolsa chilena que había rentado 34% el año anterior.

Y el resultado de ese optimismo se tradujo en sólo dos aperturas: Salmones Camanchaca (que se abrió tanto en Chile como en Noruega y recaudó US$ 108 millones en febrero) y Mall Plaza (que recaudó US$ 528 millones en julio, abriendo el 12% de su propiedad).

Aunque no era novedad tan poco movimiento. En 2017, sólo se abrieron SMU y Tricot; y en 2016, lo hizo Lipigas, luego de tres años en los que no hubo ofertas iniciales de acciones.

2019 partió al revés: una economía que habría crecido 4% el año pasado, más del doble que el anterior, pero que se desaceleraría este año en medio de un contexto externo incierto, y una bolsa que en 2018 cayó 8,25% (aunque en sus primeros 10 días de enero ha recuperado casi todo ese retroceso).

‘La decisión de abrirse o no, depende de una serie de factores. La rentabilidad del mercado es relevante, pero igualmente lo son los temas corporativos internos de cada compañía’, dice el economista jefe de Fynsa, Nathan Pincheira. ‘Los momentos de ganancias bursátiles parecen ser un mejor timming . Si van de la mano de un crecimiento económico, en primera instancia es una oportunidad para las empresas que quieren expandirse’, agrega.

Anuncios y posibles sorpresas

Lo de Inmobiliaria Manquehue ya es un hecho. El único caso con fecha y hora.

Las demás operaciones previstas circulan entre la esperanza y la especulación. Y pertenecen principalmente al mismo sector de bienes raíces.

Extraoficialmente, la división inmobiliaria de Cencosud, que agrupa a sus malls y centros comerciales, llamada Cencosud Shopping Center también planea abrirse en los próximos meses. De hecho, el propio controlador del grupo, Horst Paulmann, habló de ella en octubre.

En un banco de inversiones consultado dieron otro nombre: ‘Son las empresas más chicas las que tienen interés en abrirse. Fuera de la apertura de Cencosud Shopping Centers, ha habido rumores respecto a Vivo Corp (Grupo Saieh), pero no se ha confirmado nada hasta ahora’.

Este interés de las firmas de bienes raíces serían excepciones justificadas por un factor específico.

‘El sector inmobiliario se está transando a múltiplos (valor real de las acciones) bastante altos, ya que recibió un impulso fuerte en 2018. Este impulso se debió a las altas expectativas que había en el sector’, explicó el gerente de estudios de Renta4, Guillermo Araya. Cuando una compañía se transa a un precio alto respecto a sus resultados reales, se dice que está ‘cara’. Araya explica que las compañías que buscan abrirse a bolsa siempre miran los precios de las entidades que ya cotizan y que están en su sector. Si los precios de sus símiles son atractivos, le será conveniente realizar una OPI ya que podrá lanzar su acción a un precio mayor. Es por ello, que las empresas ligadas a construcción e inmobiliarias estarían en su momentum para realizar el proceso.

Fabián Wulf, gerente general de Inmobiliaria Manquehue, lo confirma: ‘Si bien es cierto la bolsa ha bajado, el año pasado hubo interés en invertir en el sector inmobiliario y hoy hay oportunidades. Es un instante atractivo, los fondos small caps han recibido dinero, por lo que hacerlo es oportuno’.

Para Araya, no ocurre lo mismo con el resto del mercado. ‘La baja de la bolsa en 2018 ha reflejado una baja en las expectativas iniciales en lo interno, y la incertidumbre en los mercados internacionales, especialmente por las alzas de la Fed y las discusiones entre Estados Unidos y China. Si ello se soluciona, esperaría un mejor ánimo para aperturas en el segundo semestre’.

Ahora, cualquier empresa que tenga la intención de abrirse a bolsa debe primero inscribirse en los registros de emisores de valores de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF). En su última actualización, el registro muestra como vigentes las inscripciones de Empresas Sutil y AD Retail, esta última afectada por un fuerte endeudamiento el año pasado, y en el pre-registro de emisores (que esperan autorización del regulador) está Athena Foods, filial del grupo brasileño Minerva. Son entonces estas tres sociedades las que podrían dar una grata sorpresa a los inversionistas chilenos.

El proceso para abrirse a bolsa, desde que se aprueba la idea hasta que se concreta, dura al menos entre uno y dos años, según datos de la Bolsa de Comercio.

Fuente: Diario La Segunda

Comments are closed.