Cifra va en alza: Casi la mitad de las empresas de mediano tamaño son informales

FMI sube proyección de crecimiento de Chile y respalda reintegración del sistema tributario
September 24, 2018
Economistas ven techo de 4% para el PIB en 2019 y que construcción liderará sectores
September 24, 2018

Cifra va en alza: Casi la mitad de las empresas de mediano tamaño son informales

Los costos asociados a la formalidad del empleo, un sistema tributario complejo y una legislación laboral rígida son elementos que desincentivarían la formalidad laboral, a juicio tanto del ministro de Economía, José Ramón Valente, como del presidente de la CPC, Alfonso Swett, y del economista Sergio Urzúa.

 

Más inadvertido que otros problemas, pero no por eso menos grave, es la realidad que viven hoy varias empresas del país: casi la mitad de ellas opera en condiciones de informalidad. El dato alarma a expertos, a empresarios y a autoridades, no solo por las consecuencias que esto conlleva para los trabajadores individuales, que ven precarizadas sus condiciones laborales, sino también por los graves efectos en la economía y en el crecimiento. 

Las cifras que entrega la última Encuesta de Microemprendimiento —dada a conocer por el Ministerio de Economía y el INE en 2017— son reveladoras. Del total de 2.212.531 empresas de mediano tamaño, casi la mitad —es decir, 1.040.126— están en la informalidad. El sector más afectado: el comercio. 

El ministro de Economía, José Ramón Valente, aclara el concepto: ‘Las empresas informales son aquellas que operan al margen de la regulación en lo que tiene que ver con la tributación, no presentan estados financieros, y no tienen una relación contractual con sus empleados acorde con las leyes’. 

Valente precisa que no es un fenómeno nuevo que el número de empresas informales vaya al alza, pero reconoce que no por eso es menos complejo. ‘En el pasado no hubo una conciencia tan evidente sobre la gravedad de este tema, pero nosotros lo tenemos muy claro. La tecnología, por la vía de digitalizar muchos de los trámites que hoy se exigen, nos va a permitir que estas microempresas se formalicen en el futuro; y que esto favorezca al crecimiento sostenido’, señala. 

La autoridad adelanta que la meta de este Gobierno es frenar el crecimiento de la informalidad especialmente en las microempresas, donde la informalidad llega al 52%. La meta es bajar del 50% en la próxima medición oficial, que será dada a conocer en 2020. 

Empresas informales: piedra de tope para el crecimiento 

El tema preocupa al presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfonso Swett: ‘Una empresa informal no es sujeto de crédito y no puede acceder a financiamiento; por lo tanto, está imposibilitada de crecer’, sostiene. 

Ahí radica —a su juicio— una de las mayores piedras de tope para que el país logre alcanzar el desarrollo. ‘Chile creció durante el primer semestre 4,8%, en circunstancias que el empleo total lo hizo en 2,3%. Lo más dramático es que los empleos informales crecieron 2,6%, en tanto que los asalariados privados lo hicieron en 1% en el mismo período’, señala el dirigente gremial y ahonda en la materia: ‘El problema es que el país crece, pero no así el empleo ni las remuneraciones’. 

Por su parte, el profesor de la U. de Maryland e investigador internacional de Clapes-UC, Sergio Urzúa, advierte que el fenómeno de la informalidad requiere mayor atención de la que se le está brindando, ya que tiene efectos sobre toda la economía: afecta la eficiencia de los procesos productivos, pero, más importante, reduce el bienestar de la población.

‘Basta pensar en aquellas personas que no tienen acceso a seguro de cesantía o que no ahorran para su pensión, por ser parte del sector informal. En el caso de las empresas, la informalidad limita las fuentes de financiamiento, lo que impide el crecimiento de los negocios. Chile tiene que hacerlo mejor en este ámbito’, sentencia. 

¿Qué incentiva la informalidad? Los expertos coinciden en que los costos asociados a la formalidad del empleo, un sistema tributario complejo y una legislación laboral rígida son elementos que favorecerían esta situación. 

En este sentido, comentan, la reforma tributaria de 2014 y la laboral de 2016 no ayudaron. En cambio, esperan que el proyecto tributario presentado por el Gobierno el mes pasado tenga efectos positivos respecto de incentivar la formalidad entre las empresas. 

‘Que todas aquellas empresas que venden menos de 10 mil UF puedan hacer su declaración directamente en el sitio del SII, sin necesidad de contratar abogados ni contadores, es una prueba que estamos trabajando para hacerles la vida más fácil a las empresas pequeñas’, ejemplifica el ministro Valente. 

Respecto de la reforma laboral impulsada por el gobierno de Michelle Bachelet, el economista Sergio Urzúa la califica como una ‘camisa de fuerza’ cuyos costos empiezan a notarse: ‘Es necesario discutir las consecuencias de lo que se hizo, pues desde un punto de vista económico y de políticas públicas, es imprescindible implementar cambios para reducir los efectos negativos’. 

Urzúa agrega que el mensaje ‘que el Estado entrega de emprender e innovar, choca con la realidad que significa un sistema donde han subido mucho los costos a la formalidad, a la constitución de empresas formales, a la contratación de trabajadores. Es un típico caso de política pública que se hizo con buenas intenciones, pero que tiene malos resultados’. 

Urzúa destaca que todavía se están esperando modificaciones en el ámbito laboral que son importantes: todo lo que tiene que ver con los servicios mínimos, con la constitución de sindicatos, con el rol que juega la Dirección del Trabajo y, por cierto, el sistema de capacitación. 

‘Toda esa discusión que se hizo en forma muy improvisada nos está pasando la cuenta’, recalca el economista, y agrega: ‘Un empleador importante hoy en Chile es Uber, así de simple. Es una empresa que ofrece en el país un servicio considerado como ilegal, por nuestra añeja legislación, pero es una realidad. ¿Nos vamos a tapar los ojos y decir que esto no existe?’. 

Gobierno pone en marcha reformas y CPC impulsa acuerdo con LinkedIn 

Con miras a mejorar esta situación, se han hecho esfuerzos, tanto en el sector público como en el privado. El ministro Valente detalla que en estos seis meses de gobierno se han impulsado varias iniciativas: ‘Hemos trabajado en la modernización tributaria; pago a 30 días; empresa en un día, la oficina de productividad y emprendimiento Open, todo para hacerles más fácil la vida a esos microemprendedores’. 

En la CPC también han decidido tomar el toro por las astas y transformar los desafíos en oportunidades. Luego de cuatro meses de trabajo, la Agenda Digital —que impulsa la entidad junto a Clapes UC— elaboró propuestas concretas para promover que Chile se sume a la llamada ‘revolución digital’. Fruto de ese esfuerzo es la firma, en octubre próximo, de una alianza con la plataforma de empleos LinkedIn para desarrollar un proyecto único, mediante el cual los trabajadores chilenos podrán capacitarse y acceder a un mercado digital de 575 millones de usuarios y 20 millones de empresas. Paralelamente, esta semana la CPC convocó a una mesa de trabajo con distintas centrales sindicales para realizar propuestas y fijar una posición ante lo que podría ser una nueva reforma laboral.

 
Fecha publicación: 2018-09-23 / Tipo: Prensa escrita / Página(s): B2
Sección: ECONOMÍA Y NEGOCIOS DOMINGO

Comments are closed.